Los vestidos de la infanta Elena

Seguro que no sabía como funcionaban las tarjetas opacas, o a lo mejor se las robó su pijo (perdón, hijo) Froilán o la Victoria Federica para comprarle comida para su yegua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s