Otra adquisición para el Museo del Prado: La Última Cena en el Casino de Madrid