La Autocaravana salvaje, nueva especie invasora del Delta de L’Ebre


Con la llegada del buen tiempo y la Semana Santa, una nueva serie invasora ha llegado al Delta de l’Ebre, No teníamos ya bastante con los cangrejos azules y americanos, o con el caracol manzana o el musclo cebra que ahora tengamos que soportar a una especie que no respeta ni lugares de descanso ni el funcionamiento de un parque Natural, la autocaravana salvaje, que por desgracia están bajo el mado de la peor especie invasora de la Historia, nada más y nada menos que la raza humana. Esperemos que sólo haya sido una oleada pasajera y que no haya venido para quedarse al igual que las otras plagas. Al Delta le hace falta más sedimentos del río Ebro que se queda en los pantanos de sus cauces y menos turismo de masa que puede ser aún más catastrófico que el Gloria o la Filomena.

A la Guardia Civil le hacen falta lecciones de Geografía


La Guardia Civil se pone testaruda al afirmar que la localidad de l’Aldea no pertenece a la Comarca del Baix Ebre en un control por evitar el desplazamiento entre comarcas. Supongo que cuando a uno lo destinan en un lugar por muy remoto que sea, se tendría de informar de la geografía del sitio, o como mínimo si se ha equivocado reconocerlo y no pasa nada. Pero tú no te pongas farruco con ellos e intentes enseñarle el google maps por que serán capaces de aplicarte la Ley Mordaza por menosprecio a la autoridad.

Tortosa blinda su Ciudad para Abascal


Una amplia muralla de seguridad se ha dedicado a blindar la visita de VOX en Tortosa, cerrando incluso el acceso a su Mercado, ya que podía ser un acceso directo (y un lugar para comprar huevos) para llegar al míting del partido fascista que se presenta a las elecciones de Cataluña. Su líder Abascal ha sido escoltado por los Mossos d’Esquadra y la Policía Municipal. No tenemos que olvidar que en Tortosa aún nos queda una gran relíquia del franquismo en medio del río Ebro y su Catedral tiene un gran peso en el panorama político.

Adéu a la font del mig de la Plaça de l’Ajuntament de Tortosa


Encara hi han coses que no se toquen, però d’altres que se’n van gastan-se uns diners tan necessaris en temps de pandèmia, diners de l’IBI cobrat als treballadors que estan a l’atur o en ERTE o sense poder treballar (món de la cultura en general) per culpa del Covid i del pasotisme del polítics actuals que continuen cobrant lo mateix. A lo millor estan fent lloc a la Plaça de l’Ajuntament per omplir-la de cara al míting de final de campanya per a les actuals eleccions.

Que tombarà ho diuen, ho deien i ho diran… de moment encara està al seu lloc i això que ultimament lo vent bufa fort.