El francotirador franquista


etiqueta

-No es un micro, ni el tuit de un móvil, no es ningún títere ni lleva ninguna frase que diga “me cago en Dios”, no lleva la estelada ni un lazo amarillo… Sólo es un arma con la que se pretendía asesinar al Presidente del gobierno español…

Anuncios

Pablo Casado y sus cinco siglos del PP en España


caravela casado

Casado: “Sin el PP España no sería lo que ha sido en los últimos cinco siglos”

-Cristóbal Colón, nacido en Madrid, en la Calle Genova 13, conocido como el Genovés por el lugar donde nació, fue el encargado de la campaña de PP en América. A bordo de una FRAGAta y no una carabela, cuyo nombre era la SANTAMARÍA, llegó a tierras salvajes donde los animales no paraban de rugir y de grAZNAR.

A bordo iba un valiente y muy español CASADOr que cuchillo en mano al pisar la orilla cogió a un indígena y le dió una papeleta del PP para que les votara… El salvaje se negó y seguidamente sólo se escucharon unos gritos de dolor y una frase que retumbaba por toda la costa:

-Te RAJO Y te rajo y te rajo….

Y gracias a esta forma democrática de voto el PP salió victorioso por los siglos de los siglos…. Amén.

El Parlamento europeo y el fin de los símbolos de la dictadura franquista.


traslado Franco

-El Parlamento Europeo pide al Gobierno el fin de la Fundación Francisco Franco y de “todos los símbolos que exalten la dictadura”.

-Pues podríamos aprovechar para sacar los restos del Valle de los Caídos y montar un entierro vikingo (los primeros en llegar a América aunque Casado diga lo contrario con aquello que el mayor logro de la Historia fue el descubrimiento de América por Cristóbal Colón). Sólo necesitaríamos un yate de la familia Franco, de esos conseguidos con robos y expropiaciones de terrenos, meteríamos los restos de Generalísimo dentro de él y los soltaríamos al Atlántico en llamas, por qué aunque para algunos Franco era incombustible, arder ardería, seguro. Y como no, añadiríamos un toque folklórico con la Marta Sánchez cantando su estimado Himno de España.

Crónicas de Francoland: La plantación de marihuana.


Estaba cantado que un día u otro tenía que pasar. La Guardia Civil llamó a la puerta, (alguien les dio el chivatazo sobre la plantación de marihuana en la terraza cubierta de la casa)
-Esto es una redada, o abren la puerta o la echamos abajo, el olor apesta, es insoportable…
abuela porro
De repente abrieron la puerta, un señor con una vestimenta al más puro estilo Torrente (El facha de España)… Una música de fondo sonaba en el interior de la casa, el qué Viva España del Manolo Escobar (el Escobar de aquí, no el narco, es que como la cosa va de drogas, lo digo para no confundir). Tranquilamente y sin inmutarse el propietario les enseñó el camino hacia la terraza, una escalera con toda la pared llena de fotos de Franco, del Rey, del Papa (el de Roma) e incluso del Valle de los Caídos y la Virgen del Pilar. Por fin llegaron al lugar de los hechos (menuda plantación).
La sorpresa fue mayúscula al ver a la abuela fumándose un canuto o porro, (hay que ver lo cachondo que se puso el porro al ver a la porra del Guardia Civil) sentada en su silla con su vestido negro y con un lazo amarillo que le había regalado una vecina suya. Al ver el canuto, perdón, al ver el lazo amarillo la Benemérita no tardó ni un segundo y se abalanzaron sobre ella (según los jueces sólo era un acoso sexual y no un intento de violación).

Total, después de tantos forcejeos y como ella no paraba de reírse, (lo que demostraba que la marihuana era de excelente calidad) los picoletos, que por cierto lo estaban grabando todo para un amigo juez al que le va el morbo, decidieron concluir su redada llevándose a la abuela a la cárcel (como no, quitándole el pasaporte por riesgo de fuga) y dejando en libertad al dueño de la plantación, el cual, como buen español, obsequió a las Fuerzas de Seguridad Nacional con un par de macetas y una botella de Soberano.
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, son cosas que sólo pasan en Francoland.